Francisco Pellegrini – Cuatro Baladas Amarillas